Le Havre : un territoire, un terroir riche et savoureux

Descubriendo los productos regionales

El Patrimonio de la Humanidad casi hace olvidar la riqueza natural del territorio de la aglomeración. Tomamos rumbo a la granja para degustar una sidra bien escanciada o un ligero zumo de manzana, un buen trozo de queso antes de terminar con el dulzor de las manzanas flameadas al Calvados. Y para los que desean descubrir cosas sorprendentemente buenas, la sidra helada es un acompañamiento ideal para el foie gras o para servir en aperitivo.